Desde hace 20 años la reserva Mangaloma es visitada por personas provenientes de Europa, Canadá, EEUU y Ecuador cuyo interés es la observación y el estudio de las aves.